“DAR GRITOS EN EL CAMPO NO TIENE SENTIDO”

“Lo primero son las calles y las plazas, los espacios colectivos,

Y solo después vendrán los edificios y las vías”

Julio Cortázar

 

 

Robert Ezra Park, un sociólogo urbano estadounidense dijo: “En la ciudad el hombre ha desarrollado la filosofía y la ciencia, y se ha convertido, no solo en un animal racional, sino también sofisticado.” Y yo me pregunto, “desde entonces hasta ahora, ¿Deberíamos ver la ciudad como un laboratorio social?”

 Me da la sensación de que las ciudades dirigen grandes esfuerzos en la construcción de grandes proyectos urbanísticos, iconos estructurales que demuestren la prosperidad de la ciudad, nuevas inauguraciones que se conviertan en un acontecimiento, diseños dignos de ser fotografiados y poder tener un recuerdo o una estampa de ensueño, convirtiendo al mundo de este modo en un gran proyecto de urbanización global. Y digo yo… “Entre tanta mole de hormigón, ladrillo y demás materiales, ¿a nadie se le ha ocurrido planificar, diseñar y construir espacios de interconexión con naturaleza?” Me gustaría reivindicar en este artículo, la necesidad de un modelo en el que las ciudades giren alrededor de las plazas, los parques y las zonas verdes, que al fin y al cabo es lo natural.

Una mirada al pasado

 Plaza alfonso XII Jerez Frontera ¿Quién no ha estado durante su infancia en espacios públicos verdes? Cuando digo espacios públicos verdes me refiero a parques, plazas y paseos, en los que nos hemos reunido con los amigos, para hablar, pasear o simplemente en nuestra juventud jugar…  Es nostálgico recordar aquellos tiempos en los que te llamabas incluso al timbre para preguntar “si podías bajar a jugar a la calle”, es nostálgico recordar esas plazas y parques de los pueblos llenas de gente conversando y es nostálgico recordar cuando ibas a los parques urbanos a relajarte y a desconectar de todo. Con la irrupción de la tecnología y el mal uso que se hace de ella han cambiado muchas cosas y modos de relacionarse.

Plaza alfonso XII Jerez Frontera

 

  ¿De verdad somos amigos?

La necesidad de comunicarse del ser humano es uno de los rasgos más llamativos de la especie humana, estamos diseñados para vivir en sociedad, sin importarnos las circunstancias, es decir, pese a las guerras, las crisis, la pobreza y la enfermedad, cualquier ser humano que se encuentre en circunstancias favorables o por el contrario difíciles, necesita comunicarse.

Interacción perosnal a través de las nuevas tecnologías

Interacción perosnal a través de las nuevas tecnologías

 Esa necesidad de comunicarse es la que acaba creando culturas, núcleos urbanos e información, tanto en las ciudades como en los pueblos más remotos que conozcamos. En muchas de las civilizaciones avanzadas, antiguamente se han visto las zonas públicas verdes y amplias como lugares de intercambio de opiniones, información y vivencias.

 Con todo esto simplemente quiero hacer hincapié en que la tecnología tiene que ser usada correctamente, que no hay necesidad de seguir creando mucha más tecnología, deberíamos relacionarnos más y mejor y volver a tomar esas plazas, parques y paseos, queriendo que sean más verdes, más naturales, más sostenibles, más usados y sobre todo más aprovechados por los habitantes, que serán beneficiados por una mejor calidad de vida.

 Por lo que os digo: “No tiene sentido pensar que porque estamos conectados somos amigos. Pero la máquina ya lo ha decidido. No quiero que mi conexión virtual supere a la real.” Una de las soluciones podría ser  planificar y crea espacios interconectados y superponerle una pequeña capa digital que nos facilitara  los desplazamientos y la información que necesitáramos, de modo que conseguiríamos esa ciudad híbrida tan de moda.

 

 Cualidades de las articulaciones de Vida Social

 Una de las grandes cualidades que nos ofrece un ecosistema urbano, es la protección de la biodiversidad, entendiendo ésta como especies autóctonas que se encontraran en la zona, antes de que la ciudad fuera construida. Estas pequeñas intervenciones medioambientales sobre la zona urbana reducen el impacto; que provoca la ciudad en el medioambiente, regulan las propiedades hídricas del terreno haciendo que este filtre mejor frente a las lluvias o torrentes, enriquece el paisaje; más bonito, más natural, más sostenible, ¿a quién no le gusta caminar por avenidas hermosas protegido de las condiciones meteorológicas adversas, mientras se relaja y es capaz de llenar los pulmones con un aire puro y oxigenado producido por la vegetación que crea el paisaje urbano.? Hay innumerables calidades en un ecosistema urbano, y potencian la vida social en las grandes urbes.

 Algunos diréis “En mi ciudad sí que hay vegetación” “En las avenidas y en las plazas hay árboles” Y yo os digo ¿Suficientes? ¿En qué estado de conservación se encuentran? Para entender una plaza como una plaza hay que mirar a principios de siglo XX. Durante una época fueron centros de encuentro entre los habitantes de la ciudad, algunas de ellas aun están intactas, en cuanto a vegetación y uso se refiere. Posteriormente aparecería el concepto de “plazas secas o plazas grises” en las que el uso cambia totalmente, y se entienden las plazas bien como un lugar para el uso del tráfico rodado o bien como un lugar de uso de consumo, perdiendo de este modo su significado cívico.

La Agenda 21

 La Agenda 21 es el plan de acción propuesto por la ONU para conseguir entre todos un desarrollo más sostenible en el siglo XXI. El documento fue aprobado y firmado por 173 gobiernos en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Referente a las ciudades, se quiere combatir la falta de cuidado al medio ambiente, potenciar una cuidada planificación y hacer las ciudades más sostenibles en general, con un mejor aprovechamiento de la energía a través de la eficiencia energética y las energías renovables. Se pretende acabar con muchos de los hábitos y actividades que tienen las ciudades y por las que emiten una gran cantidad de emisiones perjudiciales que favorecen el cambio climático y el calentamiento global.

 

Espacios verdes públicos

Parque Grande José Antonio Labordeta"Zaragoza"

Parque Grande José Antonio Labordeta”Zaragoza”

Los parques urbanos: Son pequeños oasis en medio de las ciudades. Me refiero a pequeños porque muchos de ellos no suelen tener más de dos kilómetros cuadrados y en comparación con el tamaño de la urbe es mínimo. Suelen estar muy bien conectados para el acceso desde cualquier parte de la urbe. Sus usuarios pueden recorrerlos realizando algún ejercicio al aire libre, o simplemente paseando y relajándose. Son terrenos consolidados en medio de las ciudades donde se han respetado las especies autóctonas que había a priori y la topografía del terreno.

Paseo de la Independencia "Zaragoza"

Paseo de la Independencia “Zaragoza”

Las plazas y paseos: Son las arterias de articulación de todas las zonas de la ciudad. Son menores que los parques urbanos, pese a que son espacios abiertos están concebidos para las necesidades cotidianas de la población, siendo lugares de referencia para la realización de muchas de sus actividades, incluyendo también las laborales.

Las calles singulares: Son aquellas vías que tienen un dimensionado relativamente inferior a los paseos y en el que se hacen más presentes los usos de arbolado y tránsito de peatones.

Calle Don Jaime "Zaragoza"

Calle Don Jaime “Zaragoza”

Las reservas naturales urbanas: Son espacios protegidos, de gran valor ambiental y cumplen importantes funciones ecológicas, tal como: el resguardo de los ecosistemas originarios de cada región, conservando comunidades y especies amenazadas. Resultan valiosos también como espacios para la educación ambiental y la investigación.

Los Galachos y su fauna y flora. "Zaragoza

Los Galachos y su fauna y flora. “Zaragoza

Criterios de diseño de los espacios verdes

 

 Capacidad funcional del sistema verde y no el árbol o el organismo como elemento aislado: desarrollando el conjunto funcional de espacios verdes en relación a un sistema mayor de pertenencia.

 Funcionamiento biológico del sistema: el resultado es más que la suma de las partes, los espacios verdes deben vincularse y complementar.

 Noción del tiempo libre social: la calidad del tiempo libre lo brinda la calidad del paisaje.

 El ingeniero Benassi entendía los espacios verdes de modo que un espacio que no ofrezca valor de uso o de contemplación, o aporte ambiental, será un espacio carente, desprovisto, desamparado.

“Tú decides que clase de ciudad quieres,

No tendremos una sociedad si destruimos el medio ambiente”

Margaret Mead

Logo-Zero